Un cajón inteligente para la gestión del efectivo es una máquina que hace de la experiencia de compra un proceso rápido y seguro. El cajón de efectivo consta de dos partes, el reciclador de monedas y el billetero.


¿Qué ventajas ofrece un cajón inteligente de efectivo?

Si su negocio todavía maneja dinero en efectivo, entonces su situación incluye los siguientes riesgos o situaciones negativas:

Robo de parte de los trabajadores

Nuestras cajas de efectivo son a prueba de robos para los trabajadores. 

Robo de parte de ladrones externos entrando en la tienda. 

Nuestros cajones automáticos de efectivo son a prueba de robos para ladrones.

El cajero puede aceptar billetes falsos por accidente

Nuestras cajones de efectivo pueden detectar billetes falsos.

Cajero posiblemente de cambio equivocado. 

Nuestros cajones automáticos de efectivo son 100% precisas y devuelven el cambio en 1 segundo.

El cajero pasa demasiado tiempo contando las monedas con las que el cliente pagó. 

Con nuestros cajones inteligentes, se puede tirar docenas de monedas al mismo tiempo y en 1 segundo, las máquinas las cuenta. Valioso tiempo ahorrado con cada operación! ¡ Imagínate al final del día!

Los Cajones Inteligentes son muy fáciles de usar

Ahora, cualquiera puede ser un cajero. Muy fácil el cambio de turnos! Se aprende a usar un cajón inteligente en 5 minutos.

No tener suficiente cambio y necesidad de ir al Banco todos los días para asegurar el cambio.

Nuestras cajas de efectivo hacen todo el trabajo por usted. Su visita al banco va a convertirse de diario a sólo una vez a la semana. Nuestros cajones inteligentes de alta tecnología saben cómo equilibrar el cambio. Se dará cambio utilizando monedas que están más disponibles y va a devolver las monedas que tiene menos de. Aparte de eso, en un momento dado, puede entrar en el sistema de los cajones inteligentes y en un segundo ver la situación general de los billetes y monedas en todas sus máquinas. 

Los clientes odian los negocios donde la línea de pago es demasiado larga

Esto es lo que los clientes absolutamente odian más y esta razón es suficiente para no volver a ese negocio si está por encima de un nivel aceptable.